Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

Proasepsis, que recibió el premio Gacela hace seis años, decidió comenzar con su plan de internacionalización. A nivel nacional sigue creciendo en ventas y le apunta a seguir innovando y a obtener una certificación ambiental.

Manuel Alberto Sánchez, fundador de Proasepsis, se pensionó hace dos años, pero sigue yendo, sagradamente, todos los días a su empresa. Permanece pendiente de cada detalle, cifra y desarrollo, aunque no descarta la posibilidad de venderla en un futuro. "Ya nos han hecho ofertas", reconoce con una sonrisa.

Mientras tanto, este empresario que trabajó durante ocho años en la multinacional Johnson & Johnson antes de crear su negocio de fabricación y comercialización de productos para la asepsia, desinfección y dispositivos médico quirúrgicos, cuenta que una vez posicionados en el mercado nacional, resolvieron pensar en un plan de exportaciones. A partir de 2008 seleccionaron a cuatro países para iniciar el recorrido: Panamá, Cuba, Chile y Perú.

En 2013 exportaron alrededor de US$700.000 y en lo que va corrido de este año ya superaron esa cifra. La empresa exporta con gran éxito a Cuba al igual que a Panamá. Sin embargo, en Chile y Perú no han contado con la misma suerte por inconvenientes con las reglamentaciones y por la falta de distribuidores comprometidos. Actualmente, analizan ingresar al mercado de Ecuador y al de Brasil.

Una de sus premisas es la continua innovación, enfocada en el cuidado del medioambiente y en generar productos que ahorren el consumo de agua, por ejemplo. Sánchez explica que uno de sus productos recientes y más novedosos para pacientes de hospital es un baño seco con espuma que limpia la grasa corporal, evita mojar el colchón y ahorra tiempo, esfuerzo y agua. Por esa razón trabajan fuertemente para certificarse en el cuidado del medioambiente, pues ya cuentan con las demás certificaciones que su segmento requiere para ser competitivo.

Proasepsis también continúa haciendo maquila de productos de aseo para empresas como Alkosto, Home Center, Jumbo y Metro. Aunque es un segmento pequeño dentro del negocio, sí le genera un flujo de caja a la compañía.

Otra de sus buenas noticias es que suscribieron recientemente una alianza estratégica con la Asociación Colombiana de Facultades de Enfermería para capacitar a 160 docentes del área clínica en heridas, un proyecto en el que invirtieron 160 millones de pesos. Su objetivo, además, es que las facultades a mediano plazo monten su propio consultorio de tratamiento de heridas.

En 2013 reportaron ventas por 11.970 millones de pesos, lo que representó un crecimiento del 13% en comparación con 2012. Este año esperan crecer alrededor del 20% y ampliar el mercado internacional en productos y en dólares. Sánchez afirma que su mayor reto, por ahora, sigue siendo con las personas, porque cada vez más pierden el sentido de compromiso y lealtad.